Los tiempos que vivimos evolucionan a una velocidad tal que muchas veces no hemos asimilado un cambio cuando ya está llegando el siguiente, pero no ocurre así con las apps, tan útiles y versátiles que sin duda van a estar con nosotros en un futuro previsible.

Una app es una aplicación, y la palabra viene precisamente de su versión inglesa, application, pero el término se ha popularizado desde que los smartphones nos permiten un uso intensivo de internet, y a través de las apps nos facilitan las tareas. Si queremos que el mundo conozca nuestra imprescindible opinión sobre el último escándalo político, utilizamos Twitter, si no nos apetece cocinar, pedimos a domicilio con Glovo o cualquiera de sus páginas gemelas, si necesitamos un tutorial sobre algo tan específico como operar acciones en línea a través de CFDs, seguro que a través de la app de YouTube podemos ver videos de brókeres sobre el tema. Siempre recordemos que los brókeres online suelen ofrecer la posibilidad de realizar operaciones con productos financieros a través de CFDs y que estos implican un riesgo alto para el inversor minorista o inexperto, por eso, por favor, antes de lanzarse a la piscina aprenda y cuide su dinero y su estrategia para no acabar perdiéndolo todo o con deudas.

¿Cuáles son las apps más útiles en el 2019?

Las más útiles dependen de la tarea que necesitamos realizar, si queremos crear videos con más o menos gracia y talento, sin duda la más popular este año es TikTok. Propiedad de ByteDance se lanzó como Douyin en China en el año 2016, para llegar el año siguiente a los Estados Unidos y despegar definitivamente. Es ley de vida que TikTok sea destronada algún día, pero actualmente podemos decir que es una de las más descargadas y utilizadas a nivel mundial, y sus videos tienen cientos de millones de visualizaciones todos los días.

Si lo que nos gusta es la economía y además creemos que podemos ganar con ello, si lo que nos gusta es operar con acciones, índices o el Forex trading (el forex es el mercado de intercambio de divisas), podemos combinar una app de noticias económicas, como Bloomberg, con la app de nuestro bróker favorito, de esta forma nos informamos y elaboramos una estrategia para después poder abrir una operación con buenas opciones de éxito.

También tenemos apps para dejar de fumar, que contabilizan los cigarrillos que hemos dejado de consumir, y la cantidad de veneno que hemos dejado de introducir en nuestros pulmones, de tal forma que al ver los datos en formato numérico nos ayude a perseverar en nuestro esfuerzo.

También hay apps de ONGs para contribuir fácilmente con donaciones puntuales. Como podemos ver, las aplicaciones además de ser un modelo de negocio válido y muy rentable también pueden ayudarnos, ya sea profesionalmente o para conseguir las metas que nos hemos propuesto.

Uno de los aspectos más útiles de internet es la capacidad de almacenamiento que ofrece la nube, que unido al streaming y a la velocidad de transmisión que ofrecen las redes actuales, nos permite disfrutar de apps como Netflix. Con un catálogo prácticamente inabarcable de series y películas que pone a nuestra disposición todo el entretenimiento audiovisual que podemos necesitar. También podemos tener seguros y siempre accesibles documentos importantes con apps de almacenamiento en nube, como Dropbox, que además permite compartirlos con otras personas.

La tecnología al servicio del ser humano

Hoy en día tenemos a nuestra disposición los medios técnicos para formarnos en cualquier área y dar rienda suelta a nuestro talento, nunca antes la técnica nos había ofrecido tan claramente la posibilidad de desarrollarnos como seres humanos, y aportar a nuestro entorno.

Una muestra clara de cómo poner el talento a trabajar son las nuevas profesiones surgidas a través de la tecnología, y facilitadas por las apps, como por ejemplo los podcasters y las apps que les dan cobertura como Ivoox.

Los podcasters son los profesionales de la radio de la actualidad. Por supuesto la radio no ha desaparecido, ni tiene visos de hacerlo, pero junto a los locutores tradicionales, los podcasters ofrecen un grado de libertad y especialización imposible en la radio, ya que, en las cadenas tradicionales, por el formato, los insertos de publicidad y mil razones más, es imposible un especial de 6 horas sobre el cine de Kurosawa, por poner un ejemplo. En podcast no solo es posible, sino que es un formato de radio enlatada que ha sido monetizado con mucho éxito, creando auténticas súper estrellas en países como Estados Unidos, y que se está empezando a extender en los países hispanohablantes.

Fuente: Noticias de la Ciencia

Leave a comment